Cómo lidiar con el estrés al mudarte

El estrés de mudarse a un nuevo hogar puede resultar abrumador. ¿Quién no querría ayuda para lidiar con el estrés emocional, físico y mental del proceso de mudanza? Esforzarte en exceso mientras te preparas para mudarte puede provocar dolores corporales, dolores de cabeza, insomnio, fatiga, e incluso un colapso emocional. Pero puedes lidiar con todo esto considerando los siguientes consejos:

Siete consejos para manejar el estrés durante la mudanza

Planificación
Cuanto antes comiences a planificar, más fácil será el proceso de mudanza. Una vez que hayas decidido mudarte, comienza a poner todo en su lugar, paso a paso. De esta manera, no te agobiarás con proyectos sin terminar antes del día de la mudanza.

Preparación
Esto significa hacer toda la investigación necesaria. Una cosa que puede ayudar a reducir la ansiedad de mudarse a un nuevo entorno es saber qué esperar cuando llegues allí. En este momento de tu vida, Internet es tu amigo y puedes aprovecharlos al máximo para sentirte preparado. Busca suficiente información sobre la nueva ciudad o barrio para estar menos preocupado y tranquilo.

Mantente positivo
Mantener una actitud positiva acerca del proceso de mudanza es una forma de mantener la calma. Sí, el miedo a lo desconocido es inevitable, pero preocuparse mucho por eso solo aumentará la ansiedad. En lugar de enfocarte en lo negativo y lo desconocido, concéntrate  en lo positivo. Debes ser optimista acerca de la mudanza, piensa en la diversión de explorar el nuevo lugar donde residirás, conocer nuevos vecinos y probar cosas nuevas.

Pedir ayuda
Guardar todas tus pertenencias y trasladarlas a un nuevo piso o una nueva casa puede ser muy agotador, y tener que lidiar con todo solo sin duda te estresará. Por lo tanto, no intentes ser un superhéroe manejando todo por ti mismo. Admite dónde necesitas ayuda y no dudes en pedirla. Incluso puedes contratar personal adicional para ayudarte con el proceso de mudanza.

Organizar
Es posible que no te des cuenta de la cantidad de cosas que tienes hasta que comiences a empacar. Sinceramente, si quieres llevar absolutamente todas tus pertenencias de tu antiguo piso al nuevo, los dolores corporales no serán lo único de lo que te quejarás. Lo mejor que puedes hacer para reducir la montaña de cosas es organizar y categorizarla. Eso significa deshacerte de pertenencias innecesarias o dañadas. Puedes hacer esto vendiendo, donando o tirando cosas que no necesitas a la basura.

Crea una lista de verificación durante la mudanza
Mudarse es una actividad que requiere organización, y para ayudarte a mantener el orden, necesitarás una lista de verificación. De esta manera, puedes abordar una tarea a la vez mientras la marcas en tu lista. El uso de una lista de verificación durante la mudanza no solo te ayudará a mantener la calma, sino que también te dará una sensación de satisfacción al completar cada tarea.

Despídete
Considera que esto es lo más difícil pero importante de hacer si comienzas un capítulo nuevo, bien sea en una nueva ciudad o un nuevo barrio. Toma el tiempo para decirle adiós a tus vecinos más cercanos, y a las personas locales a quienes ves con frecuencia.

Conclusión
¿Sabías que todo el proceso de mudanza viene con todos estos sentimientos encontrados y diferentes tipos de estrés? Ahora lo sabes. Sin embargo, un poco de estrés no duele. Te ayuda a cumplir con los plazos, pero si no se maneja correctamente, se te puede ir de las manos y comienza a afectarte físicamente, allí es cuando se convierte en un problema; pero aplicando los consejos mencionados arriba, seguramente lograrás lidiar con el proceso de mudarte de manera positiva.