5 consejos para mudarse a Madrid

Mudarse a una nueva ciudad, especialmente a una ciudad grande como Madrid, puede resultar impactante y, a menudo, no sabes qué esperar. La idea de mudarte a un lugar donde no estás seguro del transporte, la vida social, la vivienda y la forma de vida puede traer muchas preguntas. Sin embargo, unos consejos importantes pueden ayudarte a calmar tus nervios, dándote una idea de cómo es la vida allí.

Consejos a tener en cuenta al mudarte a Madrid

Antes de siquiera pensar en mudarte a Madrid, asegúrate de considerar cuidadosamente los siguientes consejos para ayudar en el proceso de planificación.

1. Adáptate al ritmo de la ciudad

El ritmo de una gran ciudad suele intimidar a las personas que se trasladan allí por primera vez. Si estás acostumbrado a un ritmo de vida más pausado, es posible sentirse abrumado por el ritmo de vida por una ciudad como Madrid. Es importante no entorpecer el camino de los demás; pero si te apetece detenerte a contemplar algo o tomar una foto, haz todo lo posible por ser cortés para no obstruir a los otros transeúntes.

Incluso con el ritmo que se mueve todo en la ciudad, te sorprenderás de lo rápido que te adaptarás. Después de vivir en Madrid durante aproximadamente un mes, serás tan rápido y estarás mucho más familiarizado al estilo de vida de Madrid. No tengas miedo de pedir direcciones y recomendaciones a los madrileños, nadie conoce la ciudad como ellos.

2. Planifica tu mudanza con anticipación

Mudarse a Madrid es un gran paso, pero puede resultar una experiencia estresante si te ves obligado a averiguar dónde vas a trabajar o vivir mientras intentas adaptarte. Lo mejor es saber exactamente hacia dónde te diriges antes de mudarte a Madrid. Planifícalo todo: asegura un empleo, al igual que un piso o una casa donde vas a vivir.

Las primeras semanas y meses después de la mudanza serán muy movidas; por ello, tener una fuente constante de ingresos y un lugar para dormir son tus prioridades principales.

3. No gastes demasiado dinero

El costo de vida, así como el alquiler de su piso o casa, será más alto de lo que pagarías en un pueblo o ciudad más pequeña. El costo de  comida y ocio también será mayor, al igual que los precios en restaurantes populares, cines, salas de conciertos y eventos deportivos.

Administra tu dinero sabiamente y supervisa tus gastos para evitar gastar en exceso.

Realiza un seguimiento de tu presupuesto de gastos, para ello existen varias aplicaciones disponibles, y al estar atento a este aspecto no correrás el riesgo de caer en gastos excesivos o innecesarios.

4. Tu sistema de transporte

Una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar cuando te mudes a una ciudad como Madrid, es si conservarás tu coche o no. En la mayoría de las ciudades, la abundancia de transporte público y la falta de aparcamiento hace que muchos elijan no tener un coche. Sin embargo, hay muchos factores que debes considerar antes de tomar esta decisión.

Toma en cuenta dónde trabajas y cómo llegar hasta allí. Si trabajas fuera de la ciudad y no puedes depender del transporte público para ir y venir todos los días, deberás conservar tu coche.

Piensa en los gastos que conlleva tener un coche en una ciudad. Dependiendo de la parte de la ciudad donde vivas, encontrarás lugares para aparcar el coche cerca de su piso sin tener que pagar. Mientras que en otras partes no tendrás otra opción sino pagar el alquiler de un garaje para tu coche.

La normativa de circulación de coches en Madrid también es un factor importante a considerar; ya que, como consecuencia de los cambios en la regulación de la contaminación en Madrid, muchos de los vehículos van a tener que dejar de utilizarse dentro de ella, o directamente se darán de baja a partir de 2020.

Una vez que hayas tomado la decisión de usar o no un coche, necesitas familiarizarte con el transporte público de Madrid. El transporte público de Madrid es limpio, rápido, seguro, amplio y eficiente. Incluye 13 líneas de metro, más de 170 líneas de autobús (EMT), 3 líneas de tranvía y 10 líneas de Cercanías (Cercanías Madrid es la red ferroviaria que llega a la gran mayoría de la población de la Comunidad de Madrid, incluidas algunas partes de su área metropolitana).

5. Encuentra una manera de relajarte

Además de ser trepidante, la vida en Madrid también puede ser abrumadora. Una buena forma de escapar del ajetreo cotidiano es encontrar algo que te ayuda a relajarte al final de un día largo y ocupado. Encuentra una manera de relajarte que te permita recuperar la serenidad, aunque sea temporalmente, de la acelerada vida de la ciudad, como por ejemplo:

  • Pasea por el parque para respirar aire fresco y despejar tu mente, o visita un museo o jardín botánico, en Madrid hay espacios de sobra.
  • Lee un libro o mira una película o programa de televisión que disfrutas.
  • Comienza a escribir en un diario para desahogar tus frustraciones y expresar tus pensamientos.

Sean cuales sean tus preferencias personales, es beneficioso dar un paso atrás de toda la conmoción de vez en cuando y hacer algo que disfrutes y te relaja. Después de todo, estarás viviendo en una de las mejores ciudades del mundo, Madrid.